Donde Están Los Patriotas De Hoy?

​por Luis Torres

Con una Junta de Supervisión para ayudar a gestionar la economía de la isla, una deuda de más de 70.000 millones de dólares, mientras que al mismo tiempo la isla se tiro a una bancarrota municipal siendo la más grande de la historia de los EE.UU, el Gobernador Ricky Rosello celebró un plebiscito improvisado y ridículo, Sólo el 23% de los votantes registrados salieron a votar a favor de que la isla formará parte de la Unión.

De este 23% de votantes (principalmente todos del Nuevo Partido Progresista PNP) el 97% eligió la estadidad, ahora tenemos que ver al gobernador como el títere que es, haciendo un tonto de sí mismo pidiendo al Congreso que actúe sobre la voluntad de sólo este 23% (buena suerte con eso)

Pero para ver dónde estamos ahora, tenemos que retroceder en el tiempo y ver cuál fue lo que desencadeno para que los puertorriqueños seamos tan sumisos frente a los Estados Unidos.

Con la Ley Foraker del 2 de abril de 1900 firmada por El Presidente Mackenley, se implementó el primer gobierno civil en Puerto Rico, la Sección VII de la Ley Foraker también estableció la ciudadanía puertorriqueña (esto lo tocaremos más adelante)  estableció a Puerto Rico como una Colonia de los Estados Unidos.

Luego vino la Ley de Jones-Shafroth de 1917-este fue un acto del Congreso firmado por el Presidente Woodrow Wilson, que dio a los puertorriqueños nacidos después del 25 de abril de 1898 la Ciudadanía de los EE.UU.

Esta Ley sustituyó a la Ley Foraker, la Ley Jones separó las ramas Ejecutiva, Judicial y Legislativa del gobierno de Puerto Rico, proporcionó los derechos civiles al individuo y creó una legislatura bicameral elegida localmente. Además, el Congreso de los Estados Unidos tenía el poder de detener cualquier acción tomada por la legislatura de Puerto Rico. Los Estados Unidos mantuvieron el control sobre asuntos fiscales y económicos y ejercieron autoridad sobre los servicios de correo, la inmigración, la defensa y otros asuntos gubernamentales básicos. Esto a partir de ese momento, nunca ha cambiado. ¿Se puede imaginar a los isleños despertarse el 3 de marzo de 1917 como ciudadanos estadounidenses? Qué diablos les habría importado, no saben el idioma, no saben a qué se están comprometiendo su lealtad, no saben la cultura etc. Mi abuelo solía decirme que cuando estaba en la escuela (Central High) tuvieron que decir la promesa de lealtad antes de entrar en el aula … esto es lavado de cerebro al más alto nivel.

Lo que la Ley Jones realmente logró, fue poner en la mente de los puertorriqueños que no podríamos vivir sin los EE.UU. desde ese punto hacia adelante, por lo tanto, fueron colonizados mentalmente y eso ha sido lo que rige en nosotros desde entonces.

En 1920 entró como parte de la Ley Jones, la Ley de la Marina Mercante de 1920 que impide que los buques de bandera extranjera transporten carga entre dos puertos estadounidenses (práctica conocida como ley de cabotaje). Sudamérica, Europa Occidental y África, no pueden detenerse en Puerto Rico, desembarcar bienes enlazados a Puerto Rico, cargar bienes fabricados en Puerto Rico y continuar hacia los puertos de los Estados Unidos. En su lugar, deben proceder directamente a los puertos de los Estados Unidos, donde los distribuidores rompen a granel y envían bienes manufacturados de Puerto Rico a Puerto Rico a través del océano por buques con bandera estadounidense.

En última instancia, los consumidores puertorriqueños asumen los costos de transportar la mercancía nuevamente a través del Atlántico y el Mar Caribe en buques con bandera estadounidense sujetos a los costos de operación extremadamente altos impuestos por la Ley Jones. Esto también hace que Puerto Rico sea menos competitivo con los puertos caribeños como destino de compras para turistas de  otros países con impuestos mucho más altos (como los de EEUU) aunque los precios de los productos manufacturados no estadounidenses deberían ser más baratos ya que Puerto Rico está mucho más cerca de Centro y América del Sur, Europa Occidental y África.

En última instancia, la isla no pudo nunca ponerse a flote con esta ley de cabotaje que ha estrangulado a los ciudadanos de la isla durante 93 años, esto es ridículo y abusivo.

Avanzando hacia la década del 40′ tenemos la figura de Don Luis Muñoz Marín, un conocido y respetado político que creyó en la independencia de la Isla, siendo Presidente del Senado, Muñoz Marín ayudó a pasar la Operación Manos A La Obra que supuestamente impulsaria la economía, en aquellos años El azúcar era la principal fuente de ingreso, así todos los molinos de azúcar pasan a manos de los norteamericanos (sólo para dar un ejemplo) para el final de la década, Muñoz Marín ayudó también a aprobar la Ley 53- La ley de la mordaza, que restringiría los derechos de la independencia y Movimientos nacionalistas en la isla. ( Un cambio de 180 °) una de las víctimas fue Pedro Albizu Campos.

1948 El Partido Popular Demócratico de Muñoz Marín ganó las elecciones y se convirtió en el primer gobernador puertorriqueño, desafortunadamente sus tendencias de independencia habían desaparecido hacía tiempo ya, a este punto  se lleva a cabo el mayor disparate que el mundo jamás había visto, El Estado Libre  Asociado (ELA) O una versión de un Commonwealth en términos generales que se implementó en 1952. Por cierto, la isla no es libre, no es asociada (asociación es una calle de dos vías, no en nuestro caso) y no somos un Estado.

En esos años, pasamos de la pobreza a la miseria viendo cómo la isla fue explotada de todos sus recursos y se trasladó a una completa dependencia de EEUU convirtiendo a Puerto Rico en un Estado de Mantengo.

Mientras todo esto sucedía, el movimiento de la Independencia en Puerto Rico declinó de un 17% todavía en 1952 a recibir el menor apoyo, menos del 4,5% de los votos, en los referendos de status en 1967, 1993 y 1998.

Bajo la administración de Pedro Rosello (papá del gobernador actual) vimos la sección 936 en la isla que permitía a las empresas continentales de los Estados Unidos una exención de los impuestos federales sobre los ingresos obtenidos en Puerto Rico, ya sea por operaciones o intereses en depósitos bancarios locales. En esto, había muchas opiniones que indicaban que al perder esta sección, la isla no iba a ser afectada, pues viéndolo  hoy podemos decir que si se afectó, Puerto Rico tenía más farmacéuticas por milla cuadrada que cualquier otro lugar en el mundo, ahora muchas de estas farmacéuticas y otras compañías como 7-up y Motorola (sólo para nombrar algunas que yo ayude a mirarlas de la Isla) se habían trasladado a Chihuahua México.

En 1993 sucedió algo muy interesante, el Sr. Fufi Santori, un conocido blogger, ex jugador de baloncesto, y pro partidario de la independencia Renunció a su ciudadanía estadounidense pero, en su caso, no pasó por los canales adecuados, ya que no los reconocía , Afirmando que la nacionalidad puertorriqueña era un derecho inalienable, fue uno de los que se le ocurrió implementar un pasaporte puertorriqueño y le entregó más de 1.500 de estos.

Entonces el 11 de julio de 1994 Juan Mari Brás ( conocido abogado socialista) también renunció a su ciudadanía americana en la Embajada Americana en Caracas, Venezuela. Lo hizo para probar un tecnicismo en las leyes de ciudadanía de los Estados Unidos “, según la escritora Mary Hilaire Tavenner. Brás creía que una persona que tenía la ciudadanía de los Estados Unidos y que luego renuncia a su ciudadanía sería deportada a su país de origen. Como Puerto Rico es un territorio de los Estados Unidos, Brás teorizó que el Departamento de Estado de los Estados Unidos tendría que deportarlo o cualquier puertorriqueño que renunciara a su ciudadanía estadounidense a Puerto Rico. El Departamento de Estado de los Estados Unidos aprobó la renuncia de Mari Brás a su ciudadanía americana el 22 de noviembre de 1995.

El 18 de noviembre de 1997, Miriam J. Ramírez de Ferrer, abogada pro-estado, llevó entonces a Mari Brás ante la Corte Suprema de Puerto Rico alegando que si había renunciado a su ciudadanía de los Estados Unidos, también había renunciado a su derecho de voto en la Elecciones locales de Puerto Rico. La Corte Suprema de Puerto Rico se puso de parte de Mari Brás, encontrando que “como ciudadano de Puerto Rico” Mari Brás era elegible para votar, que su voto en las elecciones de 1996 fuera válido como ciudadano no estadounidense.

En 1998, 14 puertorriqueños de Aguadilla fueron a la Embajada de los Estados Unidos en la República Dominicana para renunciar a su ciudadanía. En la posición de Lozada Colón contra el Departamento de Estado de los Estados Unidos se afirmó que la renuncia a la ciudadanía de los Estados Unidos debe también renunciar a la ciudadanía puertorriqueña. El tribunal decide no entrar en los méritos de la cuestión de la ciudadanía. Después de estos debates A la luz de la decisión del Tribunal Supremo, el 4 de junio de 1998, el Departamento de Estado de los Estados Unidos revirtió su decisión del 22 de noviembre de 1995 y declaró que Mari Brás seguía siendo ciudadano estadounidense. El Departamento de Estado de los Estados Unidos argumentó que, como Mari Brás había continuado viviendo en un territorio estadounidense, seguía siendo ciudadano estadounidense. Según el Departamento de Estado, la ley de Inmigración y Naturalización de los Estados Unidos estipula que cualquiera que quiera renunciar a su ciudadanía estadounidense debe vivir en otro país.

Con todo esto, el movimiento del Partido Independista (PIP) no se encontraba por ninguna parte, nunca apoyaron estas acciones trascendentales de estos puertorriqueños que trataban de dar sentido a su verdadera Nacionalidad.

El 15 de junio de 2016 vimos cómo la ELA no nunca fue una vía de descolonización, estaba claro que la isla siempre ha sido una Colonia de los Estados Unidos, aparte que nos dejó saber que EEUU nunca ha tenido la intención de incluir a la isla en La Unión desde que nos invadieron en 1898.

Ahora permítanme mostrarles el verdadero puertorriqueño, a nosotros nos apasiona nuestra cultura independientemente de nuestras opiniones políticas, seguimos a nuestros atletas cada vez que están en el centro de atención como lo vimos en el Clásico Mundial de Béisbol donde terminamos 2do en el mundo ó Monica Puig ganando la primera Medalla de Oro en las Olimpiadas de 2016 para la isla, lo hicimos como NACION, no como una colonia.

Si Puerto Rico se convierte en un Estado (lo cual creo que nunca sucederá) vamos a perder nuestra Nacionalidad.

En mi opinión, la única manera en que Puerto Rico saldrá de este abismo, es uniéndose a la comunidad internacional, no podemos depender de una nación que nos ha destruido económicamente​ y mentalmente durante 114 años, lo que nos ha vendido la idea de que no podemos sobrevivir sin su ayuda, es hora de levantarse y defender lo que es nuestro en lugar de ceder como lo hemos hecho, 6 millones de puertorriqueños, una voz, una nación, PUERTO RICO.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s